La violación de Nanking

por Imago

Olvidada en occidente, negada en tierras japonesas, la masacre de Nanjing muestra lo que el ser humano es capaz de hacer cuando los seres vivos que están delante se consideran indignos del derecho a la vida. La inusitada crueldad, el sufrimiento de tantas familias conviviendo entre murallas con las atrocidades constantes, las violaciones, torturas y decapitaciones, acabaron por segar más de 200.000 almas en apenas un mes, lo cual se perpetró en medio de una guerra entre Japón y China. Una guerra, como todas las demás, que lo único que consiguió fue matar a centenares de miles de personas inocentes.

Nos atrevemos aún a sentirnos superiores a los demás. Tenemos la desfachatez de creer que estamos por encima de cualquier ser vivo de este planeta. Sin embargo, estos hechos históricos nos demuestran justamente lo contrario. Ni aprendemos ni aprenderemos nunca de sucesos que provocamos nosotros mismos antaño.

Aún sucede y seguirá sucediendo, por desgracia.