Nihil

Anacronismo viviente

Categoría: Literatura

La Naranja Mecánica

La violencia arraigada en los suburbios de una sociedad que aparenta decadencia. El impulso que se genera de la nada, cosificando al individuo que la recibe e imbuyendo de placer al que ejecuta la acción. Intentado relegar y desterrar esa violencia, utilizan el método conductista y así poder remodelar la conducta del individuo. Provocando sensaciones desagradables y asociándolas a distintas escenas que destilan violencia, se impide la consumación de ésta e incluso provoca el desarrollo de malestar en la anticipación, en el propio pensamiento Quizás, esta forma de aprendizaje se pueda enlazar con aquellas teorías que mencionaban la posibilidad de que la conducta antisocial estuviera motivada por una incapacidad para el aprendizaje del castigo y las consecuencias de la propia conducta. Leer el resto de esta entrada »

Dr. Alzheimer, supongo

Hasta hace poco no conocía absolutamente nada de Douwe Draaisma, profesor neerlandés de teoría e historia de la psicología. Quizá por ello me ha sorprendido la facilidad que tiene para explicar una serie de síndromes a través de la vida de sus “descubridores” de forma amena y entrentenida. Al parecer, no es el único que ha escrito, ya que ha elaborado numerosas obras de divulgación sobre neurología, psicología y psiquiatría. En este caso, el autor aborda síndromes conocidos (y otros no tan conocidos) buceando en las raíces, ahondando en cómo se consiguieron tales descubrimientos, en cómo eran aquellos hombres que al final sus nombres quedaron grabados asociados a aquellos hallazgos. Leer el resto de esta entrada »

En las profundidades de lo incomprensible

En ocasiones, las motivaciones de los seres humanos quedan encubiertas en una apariencia ante la sociedad visiblemente formal. Al leer el libro “A Stranger Beside Me” sobre Ted Bundy, de Ann Rule, enseguida viene a la mente la duda de cómo es posible que alguien fuera capaz de ser visto como un hombre “perfecto”, amable, afectuoso, empático y considerado, que ayudase a otras personas en situaciones que les llevaban al borde del suicidio a través de una línea telefónica durante muchas noches, para posteriormente ser un atroz asesino en serie de jóvenes estudiantes, la mayoría universitarias. Resulta paradójico encontrar actos tan antagónicos en una misma persona. Tenía una facilidad tremenda para aparentar seguridad, fiabilidad, como si nada pudiera pasar, atrayendo a las personas fácilmente, ocultando un impulso feroz que le dominó durante mucho tiempo. Esa motivación interior era tan fuerte que incluso, al escapar por segunda vez, sintiendo la libertad después de tanto tiempo, le haría cometer diversos asesinatos en muy poco tiempo. Estaba destruyendo y se estaba autodestruyendo. Leer el resto de esta entrada »

La fragilidad de la existencia

Su vida es música. La música se ha convertido en sus ojos. Pero ya no reconoce las caras a no ser que descubra algún detalle que le haga capturar la reminiscencia perdida en su memoria. Sus ojos vagan buscando un reconocimiento frío, carente de emoción. Allá en el interior de su cerebro, se ha perdido la totalidad visual. Sin embargo, él no cree haber perdido nada. Todo lo hace con canciones y su arte pictórico refleja la patología que le aupa a una abstracción que los otros reconocen como arte. ¿Cuál es el límite entre la enfermedad y el arte? ¿Es imaginable lo que se establece en su mente?

Más allá en el tiempo, el síndrome de Korsakoff ha degradado la vida de un hombre de 49 años, aunque él cree que tiene 19 y que sigue en la marina. No puede ir más allá de aquel año y no puede recordar el presente. Su vida ha quedado estancada en el pasado y se horroriza al ver su cara en el espejo. ¿Quién es? ¿Por qué todos envejecen tan rápidamente?

En ese mismo mundo, paralelamente, los ojos del cuerpo se han cegado. Ya no reconocen su cuerpo, ni son capaces de ejecutar sus movimientos inconscientes. Está “desencarnada”…

Y mientras, el mundo sigue inconexo y ajeno a todo, elevándose hacia un camino que entristece a cualquiera que sea capaz de ver una realidad tan vacua. Nos quejamos por banalidades…

Entre la oscuridad y la luz

Una mente inquieta

Una médico y profesora universitaria de psiquiatría, sufre una psicosis maniaco-depresiva (bipolar) hereditaria. Para entender las fases de manía (tan apreciadas por los que las sufren, como narra también Sacks) y la dificultad de aceptar la monotonía inducida por el litio; también, la dificultad de los médicos para reconocernos como enfermos a nosotros mismos y las implicaciones de perder la profesión por sufrir una enfermedad mental. Las recriminaciones por querer tener un hijo marcado. El profesional enfermo y los otros colegas.

Hacia el amanecer

Un testimonio sobre la fuerza del amor, la superación y el optimismo, y la preciosa relación entre un padre y una hija.
Ésta es la historia del verano en que Sally, la hija de quince años del autor, sufrió una crisis nerviosa y se volvió loca. A partir de ese momento, padre e hija entraron en un mundo paralelo que transformaría sus vidas para siempre. «Me siento como si estuviera viajando sin parar, sin ningún sitio al que volver», dice Sally en un ataque de lucidez. Hacia el amanecer es la crónica de este viaje relatada por un padre que descubre, a través de la enfermedad de su hija, la fragilidad humana, pero también la capacidad de lucha, el valor del optimismo y la fuerza del amor. Con sorprendente honestidad, Michael Greenberg narra el efecto de la enfermedad de Sally, a quien diagnosticaron trastorno bipolar, y muestra qué sucede cuando alguien tan cercano se vuelve impenetrable.

Siga leyendo…

A %d blogueros les gusta esto: